Dentro de toda estrategia del marketing online es importante tener mucho cuidado en la creación y diseño de una página web óptima, y pare definir todas las partes de la estrategia hay que utilizar todas las metodologías que se consideren convenientes y que sirvan al analizar el contexto, las oportunidades, la competencia, las posibilidades técnicas, el posible público como objetivo y emplear todos los datos para confeccionar la estrategia.

La página web tiene que ser coherente con todas las técnicas empleadas para que asi se consiga tráfico, y este siempre es el punto más importante ya que siempre hay que preguntarse cómo se amortiza un página web; siempre existe una manera de sacar beneficios ya sean directos o indirectos pero deber ser objetivos concretos y medibles, como lo es la venta online, conseguir una suscripción por email o conseguir una base de datos de contactos, también la difusión de información y dirigir todo el público a un perfil social.

Es muy importante saber a qué público se quiere dirigir, ya que de esto depende varios aspectos como el estilo del diseño de la página web, las características de los contenidos, el tono de la comunicación; el internet como medio siempre permite una segmentación cualitativa bastante precisa. Una página web en si es una herramienta de marketing y será la definición específica del aspecto, el contenido y el tofo el funcionamiento de la página, es decir, la creatividad.

El contenido y la estructura de la página web tiene gran importancia, esto incluye la redacción de los textos y la presentación en las diferentes secciones o apartados de la página web; dentro de esta sección se debe prestar mucha atención al SEO ya que serán importantes algunos detalles como lo es el uso de las palabras claves de forma coherente en los textos. Hay que definir el estilo, los elementos gráficos, las imágenes e ilustraciones, las referencias y la maquetación considerando siempre la adaptación del diseño para los diferentes dispositivos.

También es muy importante tener en cuenta las fuentes de tráfico en la página web, teniendo claras las técnicas de SEM, SEO; email marketing que conseguirán las visitas a la página, tomando en cuenta la forma en la que llegara el usuario y adaptando totalmente la página a dichas técnicas; se igual manera se debe aportar algún valor y esto se hace ofreciendo un servicio al usuario, presentando contenido novedoso y dando información interesante al usuario.