Entre los principales problemas que suelen enfrentar los núcleos familiares comentan los abogados de familia se encuentran la falta de comunicación entre hijos, padres o parejas, la falta de tiempo para estar en casa y actualmente el factor económico por la crisis que sufren las familias.

Este último aunque considerado como un factor externo suele afectar y algunas veces aumentar otros problemas que acontecen en la vida diaria de un hogar. La dificultad de que algún miembro de la familia se encuentre sin trabajo y no se pueda llegar a fin de mes podría llegar a ser el detonante en situaciones mediante las cuales si este factor no estuviera implicado tendrían mas fácil resolución.

Mucho se habla de que la dura crisis acompañada de cuestiones como el no comunicarse, el no entenderse o el descuidar a la pareja y esto puede tener como final llegar a tomar la decisión de separarse.

El consejo que nos dan los abogados es que antes de llegar a tomar una decisión de este calibre hay que intentar por todos los medios sobreponerse y llegar a acuerdos, ya que si existen cimientos solidos, sinceridad y apoyo en momentos difíciles como estos cualquier crisis puede ser superada.

Los abogados de familia todos los días se encuentran con este tipo de casos, en los que ya se ha intentado de todo y pues se llega a esta determinación. Comentan los abogados que cuando hay hijos de por medio la situación por venir es más compleja, ya que se presentan temas como la patria potestad o la manutención y lo recomendable en estos casos es que se lleguen a acuerdos que beneficien a las partes involucradas antes de tener que llegar a pelearse en un juzgado.

Por otra parte siempre previniendo que se llegue a esta situación el consejo de los abogados es que antes de tomar cualquier decisión se intente consultar con profesionales dedicados a la reconciliación de la pareja, ya que independientemente de que se quieran contratar los servicios de los abogados de familia hay que intentar solventar los problemas, ya que lo más seguro es que puedan solucionarse.